Overwatch: el pulido de lo (des)conocido

81MiugI5xSL._SL1500_.jpg

*fa-rararaaaaa*

El gran ganador del juego del año (GOTY por sus siglas en inglés) es…

¡Overwatch!

*inserte sorpresa y murmullos*

¿Qué, no les gustó?

¿Esperaban Uncharted 4, o DOOM?

Pues no, era bastante seguro que Overwatch iba a ganar.

Y es porque, en realidad, hizo algo que los demás juegos hicieron. Verán, la cuestión es que uno de los juegos nominados creó expectativas (HYPE), desarrolló un mundo entero nuevo, escuchó a sus jugadores e hizo ajustes con gran orden y velocidad, trajo cosas desconocidas y conocidas a un género altamente competido, y logró una cantidad ridícula de ventas (actualmente tiene 20 millones de jugadores, pueden hacer cálculos).

Entonces, ¿porqué le sorprende a la gente? Muy fácil, porque las otras opciones son mejores juegos como tales, al menos en la definición “tradicional”. Lo cual quiere decir que algo pasó, y Overwatch cambió un poco la ideología de lo que puede ser un juego del año.

Ahora sí, hablemos del porqué sucede esto.

La Tormenta de Nieve

Verán, hay una pequeña compañía que se llama Blizzard. Esta compañía tenía unos cuantos juegos que le ofrecen a la gente (World of Warcraft, Starcraft, Diablo, entre otros) que al parecer a mucha gente le gusta.

Hace unos años dijeron que querían hacer un juego nuevo, en un mundo unos “20 minutos en el futuro“. En este juego, parecías una persona común de día y combatías con armas de noche. Era un concepto interesante a desarrollar, gracias en parte a que el desarrollador sabe hacer MMO bien.

Pasaron los años, y eventualmente se canceló el proyecto. Sin embargo, alguien vio entre los restos del juego una gema. Verán, originalmente se había planeado en Titan que hubiera un tipo de policía llamado Overwatch. Y la idea surgió de tomar esta parte, unos cuantos mapas y demás del mundo, y convertirlos en un juego de disparos de primera persona.

Disparos…¿Blizzard? Sonaba extraño, ya que sus más grandes éxitos consisten de un MMORPG, un  hack-and-slash y un RTS. Es más, sus juegos viejos incluyen un juego de carreras de autos y un platformer. Lo cual hacía que la idea fuera un poco inusual, dado a que nunca se habían acercado a este género de juegos.

Y tal vez de ahí el secreto de su éxito.

Como Team Fortress pero con más traseros

El grupo de trabajo de Overwatch logró que este juego fuera algo entretenido, diferente, y más que nada, que llegara al corazón de las personas. No se sintió como esos juegos de disparos llenos de armas aburridas, colores café y falta de corazón.

Una de las razones de esto es que se asemeja a Team Fortress: ambos son juegos basados en personajes, ambos tienen diferentes modalidades de mapa, y ambos están enfocados en el juego más que en una historia. Lo cual es curioso, porque se aleja un poco de lo que Blizzard está acostumbrado, que es juegos con una historia vasta, profunda e increíblemente detallada.

Pero no lo descartaron, simplemente lo traslocaron a conocimiento público. ¿Cómo? Básicamente, los videos de personajes, los cómics gratis, y los cortos animados que sacan se han encargado de construir el mundo, liberando a los desarrolladores del juego a enfocarse en que la jugabilidad, el entretenimiento y demás aspectos técnicos sean pulidos al máximo.

Otra cosa interesante fue el anuncio que todo el contenido iba a ser entregado gratis. Esto es terriblemente inusual aún para Blizzard, que saca expansiones de sus juegos a costo de un juego nuevo normalmente. Lo compensan con su sistema de cajas: puedes subir niveles para obtener más cajas, o puedes gastar dinero en microtransacciones para comprarlas. Estas cajas dan objetos cosméticos al azar, y si es repetido da una moneda que se puede usar para comprar las que se desean específicamente.

Lo cual es otra cosa maravillosa: no es su personaje el que mejora en el juego. Es la persona. Es su habilidad, estrategia, y demás, no simplemente un personaje con el mejor equipo del último calabozo aplastando a sus oponentes. Esto lleva a que la gente sienta mucho más entretenimiento porque sus logros no provienen de objetos al azar sino de mejorar cómo se juega.

De paso, el modelo de LoL/HoTS: juego competitivo y tropos de MOBAs. Una de las ideas más llamativas de Overwatch es el hecho de que es necesario otras personas para jugar, y la comunidad ha sido increíblemente agradable y fascinada por lo que se hace, lo que se juega y demás. Además, la idea de composiciones, diferentes tipos de héroes y habilidades, y las múltiples rutas, estrategias, y sinergías hace que el juego se sienta increíblemente dinámico y llamativo.

El toque final: el pulido y la atención

Puedo seguir diciendo cosas buenas sobre el juego, sobre los aciertos, y sobre las cosas que hacen sentir en la gente. Pero lo más importante no viene en lo que nosotros vemos de primera cara. Lo más importante es que el juego ha sido hecho con esfuerzo, dedicación y pasión.

Y es que el pulido (no me refiero al literal de los traseros, pero ayuda) del juego como tal, sino los detalles: los diferentes trajes, cómo reaccionan los objetos dentro del juego, las ideas escondidas dentro de todo (por ejemplo, Reaper hablando de Sombra antes que lanzaran el juego, o cómo Lucio hace 4 disparos, basado en que la mayoría de la música tiene una métrica de 4/4, y si se suma el daño que hacen los 4 disparo de headshots sea 128, igual al bpm más común de música electrónica), obtener actores de voz de las locaciones a la que pertenecen los personajes, frases citadas de películas, diálogos entre los personajes, mapas hermosamente creados, y muchos otros aspectos que hacen que se sienta vivo el juego.

Es más, el sistema de jugada de la partida es impresionante para un juego de cualquier clase, y la idea de introducciones animadas para cada jugador es aún más entretenido, le agrega un cierto algo que hace más recompensante el finalizar la partida.

Por otra parte, no fue simplemente que hicieron el juego y lo soltaron al mundo sin preocuparse por nada. Desde el principio los diseñadores del juego han tenido un contacto muy cercano con los jugadores, escuchando sugerencias, necesidades y problemas que presenta el juego. Continuamente hacen videos para dejar saber el estado del juego, e inclusive el líder del equipo de Overwatch responde personalmente en los foros.

La gente se siente apreciada y escuchada por quienes crearon Overwatch, lo cual ha sido un evento poco común en la industria de los videojuegos. Este cambio de ideología hace que este juego se destaque por encima de los demás.

Redefiniendo el juego del año

Y a esto es lo que quería llegar. El juego hace cosas que los otros juegos no hacen. Desde mezclar conceptos de diferentes géneros de juegos, separar la historia de la jugabilidad, hasta dar la mejor relación desarrollador-jugador de la que se ha oído y romper marcas de ventas mientras lo hacen, eso es la nueva definición de juego del año. Ya no es sólo historia impecable, jugabilidad entretenida, excelente música y gráficas impresionantes. Es sobre dar algo nuevo, impresionante, detallado a la obsesión, y hacer que los jugadores se sientan parte de la experiencia. Eso es lo que le dio el gane a Overwatch.

O al menos así lo veo yo. ¡Ahora me voy a subir de rango en competitivo!

tw

Brillantes y hermosas…cajas de recompensa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s