Bestias Fantásticas: el buen mundo sin Harry Potter

fantastic-beasts-where-find-them-movie-poster

Una nueva aventura en una época más vieja.

Pocas veces me refiero a Harry Potter en general. Son una saga de buenos libros (que no he leído pero con la reacción de la gente lo asumo), y un grupo de películas decentes. Su mundo es agradable pero no es enteramente mi estilo, mayormente debido a que ya era algo mayor de edad para disfrutar las historias más relacionadas a infancia y adolescencia que comunica.

Por lo cual me intrigó un poco cuando escuché que iban a hacer esta película.Las últimas  películas de Harry Potter fueron más disfrutables para mí que todo lo anterior, debido al desligue de la academia y los temas un poco más adultos. (En especial me fascinó el cuento de los tres hermanos). Entonces, al tener una película totalmente despegada de esto, permite hacer muchas más cosas.

Y por dicha las hicieron.

Antes de seguir adelante, lo de siempre:

SPOILERS

Magia conocida en un mundo desconocido

Para empezar, me encantó que todo sucediera en Nueva York en los años 20. La época de la prohibición me encanta, la idea de la elegancia, el glamour, y el futuro prometedor que se vivía en esa época, después de haber superado la I Guerra Mundial, contrastado con la realidad de la gente más humilde y los trabajadores estancados en la dificultad del día a día.

Fue ligeramente reminiscente a Sakura Wars, una serie donde se combinaba los 20s con los poderes espirituales. Una de las características importantes es ver cómo esto afecta al mundo. Y eso fue una gran parte de lo que genera tensión en esta película: la posibilidad del mundo mágico ser descubierto a los que no practican la magia, debido a un maligno mago llamado Gellert Grindelwald, quien es la segunda peor amenaza en el mundo mágico (la primera es Voldemort, pero en esta historia faltan años para que aparezca).

Sin embargo, esa tensión es nada más construida alrededor de la tensión principal: nuestro protagonista, Newt Scamander, es un hombre conocedor sobre bestias mágicas, y que vino a USA para liberar una hermosa criatura nativa de Arizona, un “thunderbird” (ave del trueno). Da la casualidad que en su maletín la trae, junto a básicamente un arca de noé llena de criaturas mágicas que se escapan. Junto a Tina (ex-auror), Queenie(legeremante) y Jacob(un nomago) tiene que reunirlas mientras trata de demostrar que ellas no causaron el asesinato de una persona, y de los daños y la posible exposición del mundo mágico.

A grandes rasgos, la historia se siente simple y directa, pero permitiéndose agregar detalles para construir algo más robusto no sólo para la misma película sino para posibles secuelas. Las actuaciones se sintieron sólidas, sorprendentemente Eddie Redmayne se logró sobreponer del esperpento de Jupiter Ascending. Colin Farrell siempre es una excelente elección de actor para lo que sea, y Ezra Miller lo hace bien, tal vez dándonos una idea de lo que veremos en Flash.

Pero para tratar de esta película, quiero enfocarme en algo importante: hablemos de la magia

El poder de la magia

Mi más grande queja del universo de Harry Potter es que, al menos en las películas, para ser un mundo mágico les faltaba algo: ¡magia!

Y eso fue lo que más me agradó de la película, hubo mucha magia. Claro, no fue tan impresionante como cierto Doctor(del cual hablaré después), pero fue un deleite ver que utilizaron mucha magia a lo largo de la película. Y no me refiero sólo a objetos que se mueven solos, los hechizos de aparición(léase teleportación) fueron altamente usados. Aparte de eso, el domo de la última película lo utilizaron en esta, y los hechizos de varitas se veían. Pero tal vez la cosa más deleitosa fue ver la creación de un strudel hecho con magia, haciendo que el no mago probara la cosa más deliciosa de su vida, ¡y eso que se quería dedicar a panadero!

En todo momento de verdad sentí que vivía un mundo mágico, de magos, criaturas inexplicables, y demás. La forma de ejecutar sentencias de muerte es sorprendente, y probablemente uno de los métodos más horrorizantes para mí que se me ocurre.

Una cosa sorprendentemente deleitosa fue el maletín. No sólo viene equipado para evitar que la gente común no descubra la magia, sino que es una dimensión de bolsillo. Eso fue tal vez lo más mágico de todo, el poder ver algo sin sentido que tenía todo el sentido. Y las criaturas fueron bastante innovativas, el título de fantásticas tal vez sea mucho pero veo el porqué decidieron llamarlas así.

Disfruté mucho la magia. Pero hay algo que disfruté aún más.

Sin magia y sin Potter

Una de las cosas interesantes fue no tener que vivir la vida del elegido, sino vivir la vida de alguien que hace lo bueno sólo porque es bueno hacerlo. Y tanto Newt como Jacob representan esto, desde sus dos extremos.

Por un lado, Newt es nada más una persona dedicada a las bestias, a su estudio y conservación. Él sabe que no son dañinas, nada más incomprendidas, y por lo tanto quiere llevar ese conocimiento a todo el mundo mágico. Está escribiendo un libro para darlo a la comunidad mágica, y que sepan de ello. Mientras lo hace, también ayuda a las mismas criaturas, e inclusive a las personas. Porque él logró separar un obscurus de una pobre niña sudanesa, aunque la pobre falleció. Esto le aqueja, lo atormenta. Al igual que la ruptura con Leta Lestrange, estos hechos lo aquejan. Pero decide seguir adelante, y cuando puede hacer lo bueno lo hace.

Y por el otro, Jacob. Dios, Jacob. Es sin dudas absolutamente lo mejor de la película. Tiene una razón de serlo: nos identificamos con él. Él no conoce nada del mundo mágico, no conoce de las criaturas, de los hechizos, del ministerio de magia. Se asusta al descubrirlo, y trata de superar el shock. Pero conforme pasa más el tiempo, Jacob quiere ayudar más a los que, en poco tiempo, se han convertido en sus amigos. Este sentimiento se siente natural: Jacob está solo, sin familia ni amigos. Tiene un sueño que no puede alcanzar, y cuando es lanzado a este mundo, encuentra todo esto y más: el mundo se vuelve mágico.

Lo más cruel al final fue ver que la memoria de Jacob tuvo que ser borrada, para prevenir que el mundo mágico sea descubierto. Él es el corazón de la película, y de verdad no hay otro como él, porque su bondadoso corazón y su valentía cambió las vidas de los que estaban alrededor, auque él no sea el héroe de la historia. Gracias a Jacob, Newt logra salvar el día, no de una manera directa, pero su existencia lo impulsó al sentirse acompañado de amigos y gente en la que podía confiar.De verdad, la verdadera magia es el amor.

Vale la pena verla, es entretenida de ver y es agradable visitar este mundo con estos personajes. (nota del editor: ya pronto vienen más artículos de películas y series del año, ¡pero tenía que sacar esta de una vez!)

fantastic-beasts-cast-xlarge

El estilo de los 20s lo hace aun más mágico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s